jueves, julio 20, 2006

NOTA PRENSA ARTEOLIVA: Nuevo Gazpacho Andaluz

ArteOliva lanza el gazpacho genuinamente andaluz

ArteOliva amplía su gama de productos con un gazpacho cien por cien andaluz, envasado en aséptico y en tetra-prisma de 1000 ml. con tapón de rosca.

Aunque son varias las marcas que en la actualidad comercializan gazpacho, hay una diferencia esencial que distingue el gazpacho de "ArteOliva" de sus competidores; Es un producto que sigue fielmente la receta tradicional del gazpacho genuinamente andaluz; Incorpora hortalizas frescas de primera calidad como el tomate, pepino, pimiento, ajo, lleva aceite de oliva virgen extra y pan, vinagre de vino de Jerez, agua y sal marina. A diferencia de otros productos del mercado, el gazpacho "ArteOliva" incorpora más cantidad de aceite de oliva virgen extra y lleva pan que se considera un ingrediente esencial de la receta tradicional.

Se sabe que el gazpacho tradicional andaluz es un producto que nace en el siglo XVI en Andalucía como respuesta a la necesidad de sustento de los agricultores de nuestra región que requerían alimentos nutritivos y muy ricos en agua y sales minerales para soportar la siega y otras faenas agrícolas durante los tórridos veranos de la Vega del Guadalquivir. Por eso, se combinaban magistralmente el pan duro, tomate, aceite de oliva virgen, vinagre de vino, sal, ajo, pepino y pimiento.

Durante más de cuatro siglos han sido los ingredientes que, día a día, se sometían al "majado" en el mortero o el almirez para obtener un producto espeso, aromático y de color ligeramente anaranjado.

A lo largo de los siglos, han aparecido muchas variantes del gazpacho andaluz original; Así, por ejemplo, el gazpacho manchego, o el murciano, este último bastante popular gracias a la comercialización que protagonizan diversas marcas originarias de esa región geográfica: El gazpacho murciano se distingue por su color rojo intenso debido a su pequeña proporción de aceite mientras que el gazpacho tradicional andaluz presenta un color anaranjado fruto de la emulsión del aceite de oliva virgen extra que se halla en proporción superior. Determinadas marcas prescinden del aceite de oliva virgen extra, y otras, también, del pan porque este ingrediente requiere una tecnología de producción y envasado mucho más avanzada, para lograr su perfecta conservación (seguridad alimentaria) sin alterar su aroma y sabor tradicionales.

Todas estas variantes posteriores del gazpacho son refrescos de hortalizas o sopas frías, sanas y agradables de tomar y que cuentan con el reconocimiento de los consumidores. Sin embargo, hasta la llegada del Gazpacho "ArteOliva" no existía en el mercado un auténtico gazpacho andaluz. Por eso, el lanzamiento del Gazpacho "ArteOliva" constituye una valiosa aportación a la cultura culinaria al poner a disposición del gran consumo un producto hecho con la receta original del gazpacho andaluz.

El gazpacho de "ArteOliva" no se diferencia del mejor gazpacho hecho en casa. Además, como el producto ha sido tratado con la mejor y más avanzada tecnología de pasteurización y se envasa en las condiciones asépticas de los envases Tetra Prisma (sólo ArteOliva dispone hoy en día de esta tecnología), nos hallamos ante al mejor gazpacho del mercado, envasado con una caducidad de 6 meses en lineal de frío y con una cata a prueba del gourmet más exigente. No admite comparación; hay que probarlo para conocer el genuino del gazpacho andaluz.

1 comentario:

Jordi dijo...

Y donde lo encuentro???